Blog
7 junio 2021
Autor: DAE Formación
Duración aproximada de lectura: 2 min

Eugenia Núñez, Sonia Almodóvar y Estefanía Castellanos, enfermeras del Servicio de Neumología del Hospital Mancha Centro, ubicado en la provincia de Ciudad Real, han resultado galardonadas, en el XIII Congreso de la Sociedad Castellano-Manchega de Patología Respiratoria (SOCAMPAR), por un trabajo sobre el impacto de las nuevas tecnologías en la calidad del descanso en los adolescentes.
Así, de acuerdoenfermeras con lo expuesto por el Gobierno de Castilla-La Mancha en un comunicado, la investigación, titulada “Influencia de las nuevas tecnologías en los hábitos de sueño de una población adolescente”, pretende advertir de las consecuencias negativas que el abuso de estas herramientas, sobre todo, los teléfonos móviles, en la calidad del sueño de este colectivo, principalmente al usar los dispositivos en la cama y con las luces apagadas.
Para desarrollar el estudio, las enfermeras escogieron a un total de 244 adolescentes de entre 12 y 18 años, incluyendo variables sociodemográficas, hábitos de ejercicio, consumo de tabaco y alcohol y empleo de las nuevas tecnologías. Las conclusiones ponen de manifiesto que un tercio de los participantes presentó trastornos del sueño, siendo el femenino el colectivo más afectado, con un 44,7% frente al 28,8% de los chicos. En este sentido, los resultados arrojan que el 80% de ellos consulta el móvil antes de acostarse, siendo las mujeres el grupo que muestra en mayor grado este hábito y, asimismo, el que accede de forma más significativa a estas herramientas acostadas y a oscuras.
El trabajo apunta a que las alteraciones del sueño cuentan con un origen multifactorial, aunque se ha demostrado que el empleo del teléfono, acostado y sin luz, multiplica por dos el peligro de padecer dichos trastornos, de la misma forma que otros estilos no saludables, como el consumo de alcohol. De acuerdo con estas enfermeras, la utilización de móviles por la noche conlleva entran en unos hábitos que implican retrasar la hora de acostaras y padecer somnolencia diurna.
Núñez ha destacado, según aportan desde el Ejecutivo de la autonomía en la citada nota informativa, que utilizar “dispositivos electrónicos por la noche no solo retrasa la hora de dormir, también prolonga la estancia de los jóvenes en sus dormitorios y provoca un sedentarismo que incide también negativamente en el descanso”. Por ello, controlar el empleo de estas herramientas en general, y especialmente por la noche, podría mejorar la calidad y la cantidad del sueño, concluyen.

0 comentarios

Debes estar logado para enviar un comentario.

Categorías

Suscríbete a nuestro newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y estarás al día en temas relacionados con el sector: oposiciones, próximos cursos, universidad, legislación, sanidad…

Subir
Mi carrito
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
Tengo una consulta