Blog
28 febrero 2022
Autor: DAE Formación
Duración aproximada de lectura: 3 min

Enfermera PediátricaSi has terminado la carrera y quieres especializarte debes elegir entre las 7 especialidades que existen por el momento. Si te gustan los niños, una posibilidad es elegir pediatría. La enfermera pediátrica será aquella que se encargue de proporcionar cuidados de enfermería a bebés, niños y adolescentes hasta los 16 años. Pero no tiene que ver solo con el estado físico del paciente, sino también del emocional, que es igual de importante. Por consiguiente, hay distintas tareas que cumplen los enfermeros para bebés, niños y adolescentes.

¿Cómo ser enfermera pediátrica?

La enfermera pediátrica se ocupa de la atención integral y seguimiento continuo de lactantes, niños y adolescentes, y como parte de esta evalúa su desarrollo psicomotor, factores sociales y ambientales que influyen en la salud y bienestar de los infantes en su familia. Entre las funciones de los enfermeros pediátricos deben estar tanto cuidar el estado físico, sino también:

-Educar: explicar de manera clara y comprensible a los niños explica al niño las características de su enfermedad, los síntomas y dificultades que puede tener en su día a día, y cómo tomar en casa los medicamentos que se le receten.

-Evaluar: hace un seguimiento diario de la evolución de la enfermedad, realizando un informe y comunicándolo al neurólogo para que tome las decisiones oportunas. También vigila los posibles efectos adversos que pueden surgir del tratamiento.

-Coordinar: actúa como enlace con otras disciplinas

-Aconsejar: los niños adquieren una relación muy estrecha con enfermería, ya que son los profesionales que ven frecuentemente. En los adolescentes se pueden abordar temas que no comentan con sus padres y evitar que adopten conductas de riesgo que empeoren su enfermedad, como el consumo de alcohol o tabaco.

-Promover hábitos saludables: los niños imitan lo que ven en casa, por lo que promover hábitos saludables en el hogar, hará que los incorporen como algo normal en su vida.

Independientemente de dónde trabajen, los enfermeros pediátricos forman parte de un equipo multidisciplinario, que puede incluir otros enfermeros, auxiliares sanitarios, médicos, fisioterapeutas y muchos otros. Los enfermeros también pueden estar en contacto con trabajadores sociales y psicólogos educativos.

Los enfermeros pediátricos evalúan las necesidades del niño y la familia y, junto con el personal médico, elaboran un plan de atención que determina las necesidades del niño y el programa de tratamiento.

Después de trabajar con el equipo sanitario para crear un plan de cuidados, los enfermeros usan sus habilidades clínicas y de observación, y desarrollan una relación estrecha y de confianza con el niño, que les permite evaluar la eficacia del pan de atención.

Qué estudiar para ser enfermera pediátrica

Tras superar el examen de acceso al EIR, la enfermera residente en Enfermería Pediátrica inicia un recorrido de dos años de residencia años de formación práctica y remunerada en alguno de los centros públicos y privados que ofrecen este tipo de plazas en el que va adquiriendo diferentes competencias en todos los ámbitos de la Enfermería (investigadora, docente, asistencia y formadora) y en las diferentes etapas de la vida de un niño desde que nace hasta que llega a ser adulto joven.

La formación continuada es muy importante, por ello la realización de cursos o másteres que te ayuden a complementar tu formación son adecuados. Hoy en día estudiar y formarse de manera online es muy sencillo y hay una gran variedad. En DAEFormación (https://daeformacion.com/ ) ofrecen una gran cantidad de posibilidades, como el Máster del Niño y del Adolescente (https://daeformacion.com/postgrado/masters/master-en-enfermeria-del-nino-y-del-adolescente/), que incluye un programa en el que el alumno podrá poner al día sus competencias en el manejo del paciente pediátrico en todas sus etapas, con contenido totalmente actualizado y con tutorización y seguimiento experto. Profundizará en las características especiales y diferentes de las patologías de la enfermería del niño y del adolescente, con signos y síntomas específicos y formas de abordarlas concretas y muy diferenciadas de las aplicadas en el paciente adulto.

Además, también puedes apostar por los cursos de enfermería pediátrica, cursos donde conocerás las técnicas y adquirirás habilidades para desarrollar tu actividad laboral con alta precisión y calidad, por ejemplo, el Curso de Patologías Frecuentes Online en la Consulta de Enfermería de Atención Primaria CFC , con el que revisarás la actuación de enfermería de este ámbito asistencial ante los problemas de salud más frecuentes, tanto por su prevalencia como por constituir factores de riesgo importantes en la vida de los pacientes, y las funciones de la enfermería de primaria.

Categorías

Suscríbete a nuestro newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y estarás al día en temas relacionados con el sector: oposiciones, próximos cursos, universidad, legislación, sanidad…

Subir
Mi carrito
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
Tengo una consulta