22 abril 2021
Autor: DAE Formación
Duración aproximada de lectura: 3 min

Todas las actividades de enfermería relacionadas con el quirófano se llevan a cabo conjuntamente entre la enfermera circulante (EC), la enfermera instrumentista (EI) y el técnico en cuidados auxiliares de enfermería (TCAE).

  • Funciones administrativas: la enfermera comprueba que la historia clínica está completa y que se encuentran todos los datos necesarios para la intervención. Además, se verifica que están firmados los consentimientos informados. Actualmente todas estas actuaciones se recogen en el listado de verificación quirúrgica o check list quirúrgico.
  • Recepción del paciente:
    • Valorar el estado general del paciente antes de la intervención.
    • Datos de filiación del paciente: nombre, historia clínica, patología, intervención, confirmar el órgano o miembro a operar (en el caso de bilateralidad u órgano múltiple). Todo ello se incluye en el listado de verificación quirúrgica.
    • Confirmar ausencia de prótesis dentales, joyas, esmalte de uñas, ropa interior, pertenencias, etc.
    • Comprobar la correcta preparación del paciente: higiene general y vello, ayunas, estado general de la piel, enemas si precisa la cirugía, etc.
  • Mantener el quirófano en orden, para ello se debe seguir siempre un orden de revisión que permita reponer el quirófano y dejarlo preparado. Esta actividad la realizan las enfermeras junto con el TCAE. Es sumamente importante una reposición adecuada del quirófano para que la intervención se desarrolle con las mínimas complicaciones posibles.
  • Reponer y comprobar el carro de anestesia, medicación, material no fungible y fungible (comprobar y reponer suturas, sondas, compresas, gasas, paños, drenajes…). Se hace en cantidades mínimas para poder renovar el material con frecuencia y evitar así que se caduque. El TCAE ayuda a las enfermeras en la reposición del material fungible del quirófano, mientras que las enfermeras se encargan de la reposición de medicación y suturas.
  • Tener localizado y chequeado el desfibrilador por si se precisa en cualquier momento, lo hace el equipo de enfermería.
  • Chequear y comprobar el funcionamiento del respirador.
  • Comprobar que el mobiliario y el aparataje se corresponden con el tipo de intervención.
  • Preparar el equipo y material necesario para la intervención quirúrgica y solicitar la ayuda del TCAE y el auxiliar de servicios generales (ASG) para el traslado de material pesado.
  • Revisar que los elementos de quirófano funcionan correctamente y están bien colocados y conectados. Correcto funcionamiento de las lámparas, mesa quirúrgica, negatoscopio, manta de calor, bisturí eléctrico, bombas de infusión (deben estar enchufadas a la red para tener correctamente cargada la batería), gases anestésicos, monitor y su configuración adecuada dependiendo del tipo de paciente.
  • Tranquilizar e informar al paciente sobre sus dudas.
  • Controlar el momento de la cirugía en el que se encuentra el cirujano para poder anticiparse a las necesidades.
  • Comprobar la existencia de todas las numeraciones y tallas disponibles, si la intervención requiere de implantes quirúrgicos específicos (la ausencia de alguno debe comunicarse a la supervisora).
  • Controlar el material utilizado y contar al inicio y al final de la intervención quirúrgica compresas, gasas, instrumental y cualquier objeto pequeño susceptible de poderse quedar en el paciente.
  • Trasladar al paciente a la cama bajo la orden del anestesiólogo. Aquí colaboran diversos miembros del equipo quirúrgico, EI, EC, junto con el anestesiólogo, TCAE y el auxiliar de obras y servicios (AOS). Una vez que el enfermo está despierto o en condiciones óptimas, se traslada a la unidad de recuperación postanestésica o cualquier otra unidad de destino. Esta maniobra debe ser lenta y suave teniendo controlados en todo momento los catéteres, sondas, drenajes, etc.
  • Preparar el instrumental y el material para su esterilización. Esta función la lleva a cabo la EI, EC y el TCAE. El objetivo del montaje adecuado de los contenedores de instrumental es facilitar el trabajo de la EI en el momento de su uso y favorecer la esterilización del instrumental. Además, el adecuado montaje de las cajas de instrumental se lleva a cabo de la siguiente forma:
  • Comprobar que el instrumental está en perfecto estado: limpio, lubricado si se precisa y en correcto estado de funcionamiento. Si hay material defectuoso, se manda a reparar y se sustituye por otro.
  • Colocar en las cajas el material más pesado en la base y el más delicado sobre este.
  • Montar los instrumentales por grupos separados utilizando imperdibles, para facilitar su manejo.
  • Unir las cremalleras en el primer diente.
  • El tamaño del contenedor-envase de instrumental depende del volumen del mismo y del método de esterilización que vaya a emplearse.
  • Controlar la integridad de las cajas de instrumental.
  • Comprobar los filtros en los contenedores quirúrgicos y proteger el material delicado y punzante.
  • Comprobar que los paquetes o cajas llevan los controles de esterilización.
  • Participar en la docencia del área quirúrgica (alumnos).

0 comentarios

Debes estar logado para enviar un comentario.

Categorías

Suscríbete a nuestro newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y estarás al día en temas relacionados con el sector: oposiciones, próximos cursos, universidad, legislación, sanidad…

Subir
Mi carrito
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
Tengo una consulta