7 julio 2021
Autor: DAE Formación
Duración aproximada de lectura: 6 min

COLOSTOMÍAS

Esta palabra compuesta procede de los vocablos griegos stoma (que significa boca) y colon (que significa intestino grueso). Por tanto, una colostomía consiste en sacar el colon al exterior a través de la pared del abdomen tal y como vemos en el curso de cuidados en ostomías para enfermería.

CLASIFICACIÓN

La clasificación de las diversas ostomías según su función se presenta en la Tabla 1.

Cecostomía:

  • Se realiza a la altura del ciego, en el lado derecho del abdomen.
  • Su realización es poco frecuente.
  • Fluido: heces líquidas, irritantes para la piel.

Colostomía ascendente:

  • Se realiza ocasionalmente en el colon derecho, en el lado derecho del abdomen.
  • Fluido: heces semilíquidas, irritantes para la piel.

Colostomía transversa:

  • Se efectúa a la altura del colon transverso derecho o izquierdo y se localiza en la zona superior derecha o izquierda del abdomen.
  • Se realiza frecuentemente en cirugía de urgencias.
  • Fluido:
    • Transversa derecha: heces semilíquidas o semisólidas, irritantes para la piel en relación con
      la fluidez de las heces.
    • Transversa izquierda: heces semisólidas, con riesgo de irritación cutánea.

Colostomía descendente:

  • Se efectúa en el colon descendente y se localiza en el lado izquierdo del abdomen.
  • Fluido: heces formadas. Menor riesgo de irritación cutánea.

Colostomía sigmoidea:

  • Tiene lugar en el colon sigmoideo, en el lado izquierdo del abdomen.
  • Es la más habitual de las colostomías.
  • Fluido: heces sólidas. Menor riesgo de irritación cutánea (EIR 06, 45).

Según el tiempo de permanencia

  • Definitivas: consisten en una apertura del intestino grueso a la pared abdominal. Se realizan generalmente cuando se lleva a cabo la exéresis del recto y del esfínter anal y no puede restablecerse, por tanto, el tránsito intestinal.

El estoma se efectúa a la derecha del colon descendente o sigmoideo. Las indicaciones son la neoplasia de recto y de ano, las lesiones inflamatorias, los traumatismos anorrectales, la incontinencia anal, los problemas congénitos y las fístulas secundarias a la radioterapia.

  • Temporales: se llevan a cabo abocando al exterior el intestino grueso, de forma transitoria, en tanto se resuelve la patología base. Indicadas en el cáncer de colon izquierdo y de recto, en la diverticulitis, en los vólvulos, en las fístulas rectovesicales y rectovaginales, en el traumatismo de colon, de recto y de ano y como protección de la anastomosis (en la peritonitis, en la lesión por radiación, en la isquemia, etc.).

Según la construcción del estoma

  • Hartmann: se efectúa cuando es necesaria una resección de la parte de colon afectado y no se quiere practicar una anastomosis en la misma intervención. El colon proximal se exterioriza como una colostomía terminal y el muñón rectal se sutura dentro del abdomen. Puede ser temporal o definitivo.
  • Doble: consta de dos estomas separados, uno es el proximal o estoma funcionante (EIR 12, 85) y el otro es el distal o estoma de reposo.
  • En asa: se hace abocando al exterior una porción del intestino grueso, pero sin practicar resección alguna. Se coloca una pinza para evitar que el colon se reintroduzca en la cavidad abdominal

ILEOSTOMÍAS

Esta palabra procede de los vocablos griegos stoma (que significa boca) e ileon. Una ileostomía consiste, por tanto, en sacar una porción de intestino delgado a nivel del íleon al exterior a través de la pared abdominal. Se localiza habitualmente en el lado derecho del abdomen, aunque en ocasiones puede situarse en el lado izquierdo. Pueden ser temporales o definitivas. Las deposiciones son entre líquidas y semilíquidas y, por tanto, irritantes para la piel.

Las indicaciones de las ileostomías son la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa, la poliposis cólica familiar, el cáncer de colon y de recto y la enterolitis que podrás tratar detalladamente en nuestros cursos de enfermería CFC.

UROSTOMÍAS

Las urostomías o derivaciones urinarias consisten en la recanalización de la orina procedente de los riñones hacia un lugar distinto de la vejiga para su evacuación al exterior. Las indicaciones de las urostomías son la vejiga neurógena, las uropatías obstructivas, las neoplasias urológicas (cáncer de vejiga o uretra), las incontinencias severas y los traumatismos de las vías urinarias inferiores.

Las urostomías pueden ser temporales, que son aquellas en las que posteriormente puede restablecerse el trayecto normal de la orina, o definitivas, en las que se realiza la extirpación parcial o total de la vejiga o bien esta ha sido disfuncionalizada. Por lo tanto, la posibilidad de restablecer el trayecto normal de la orina no existe.

CLASIFICACIÓN

Ureterostomía cutánea

  • Localización: fosa ilíaca, espacio costo-ilíaco, fosa lumbar (Ver Imagen 2).
  • Técnica: se exterioriza el uréter directamente a la piel. Puede ser unilateral, cuando se exterioriza uno de los uréteres (un estoma), o bilateral, cuando se exteriorizan los dos uréteres (dos estomas).

Vesicostomía

  • Localización: cara anterior de la vejiga.
  • Técnica: se construye un tubo con parte de la pared vesical. Se lleva uno de sus extremos hasta la piel para formar un estoma, después se sutura la uretra del paciente.

Ureteroileostomía (Bricker)

  • Localización: lado derecho del abdomen (Ver Imagen 3).
  • Técnica: se disecciona una pequeña porción de íleon y se anastomosa el intestino residual para restablecer la integridad intestinal. Se separan los uréteres de la vejiga y se anastomosan al segmento ileal. Finalmente, se sutura un extremo del segmento ileal y se dirige el otro extremo hacia la pared abdominal para formar un estoma.

HALLAZGOS FÍSICOS

La coloración normal del estoma debe ser entre rojo y rosa. Tras la intervención quirúrgica es normal cierta inflamación del estoma, que se irá reduciendo espontáneamente durante el posoperatorio.

Las complicaciones que pueden aparecer en los estomas se resumen en la Tabla 3.

Diagnósticos de enfermería

Riesgo de deterioro de la integridad cutánea periostomal, relacionado con las secreciones del estoma y con el uso de los dispositivos colectores

  • Enseñar al paciente a valorar el estado de la piel periostomal (enrojecimiento, ulceración, irritación, maceración, picor y dolor).
  • Instruirle en el procedimiento para el cambio de la bolsa colectora:
    • Lavar el estoma y la piel periostomal con agua y jabón neutro, aclarar y secar suavemente.
    • Medir el diámetro del estoma. Las bolsas disponen de un protector cutáneo que puede ser un anillo o una placa adhesiva.
    • Recortar la placa adhesiva de la bolsa de forma que se ajuste a la medida del estoma.
    • El protector cutáneo se aplicará realizando un ligero masaje para conseguir una buena fijación y prevenir la aparición de pliegues.
  • Enseñarle que en caso de irritación de la piel puede utilizar un sistema de dos piezas (para no despegar a diario la placa adhesiva).
  • Explicar a los pacientes ileostomizados que las heces son especialmente irritantes, ya que contienen enzimas digestivas:
    • Enseñarles que vacíen la bolsa cuando esté a 1/3 de su capacidad, para evitar fugas (EIR 12, 84).
    • Recomendarles que tomen una dieta baja en fibra, para que las heces sean más consistentes.

Ansiedad, relacionada con la falta de conocimientos del cuidado de la ostomía, manifestada por expresiones verbales del paciente y de la familia

  • Establecer una relación de empatía con el paciente transmitiendo aceptación y apoyo.
  • Explicar todos los procedimientos, incluidas las posibles sensaciones que pueda experimentar, de forma clara, sencilla y sin tecnicismos.
  • Proporcionar información objetiva sobre el cuidado de la ostomías.
  • Enseñar los tipos de dispositivos que existen:
    • Cerrados (EIR 11, 52): son aquellas bolsas que no tienen orificios para vaciarlas. Hay que retirarlas siempre que se llenen de heces. Están indicadas en las colostomías sigmoideas, en las que las heces están bien formadas.
    • Abiertos: son aquellas bolsas con un orificio por el que se pueden extraer las heces sin necesidad de cambiarlas. Están provistas de un sistema de pinza que permite mantenerlas cerradas el resto del tiempo.
    • Drenables: se usan en las urostomías para recoger la orina. A su vez, estas bolsas colectoras pueden ser:
      • De una pieza: todo el dispositivo debe cambiarse cada vez que se necesite.
      • De dos piezas: únicamente se cambia la bolsa y el protector cutáneo permanece fijado a la piel durante varios días.
  • Permanecer con el paciente para promover la seguridad y reducir el miedo mientras se cambie la bolsa de ostomía.
  • Animarle a expresar sus sentimientos, sus percepciones y sus miedos.
  • Fomentar que entre en contacto con asociaciones de ostomizados y ofrecerle folletos informativos.
  • Instruirle a él y a su familia acerca de la dieta adecuada en los cambios esperados en la función de eliminación:
    • Los alimentos como la cebolla, la col, los ajos, las legumbres, los espárragos y las bebidas gaseosas producen más gases y aumentan el olor de las heces. Otros, como el yogur, el perejil y la mantequilla, disminuyen el olor.
    • Los pacientes con colostomía deben tomar dieta rica en fibra para evitar el estreñimiento (EIR 11, 73).
    • Los pacientes con ileostomía, deben tomar dieta baja en fibra, para que las heces sean más consistentes.

Baja autoestima situacional, relacionado con los efectos de la ostomía en la imagen corporal y estilo de vida, manifestado por falta de participación y de colaboración en los cuidados del estoma

  • Fomentar la participación del paciente en grupos de apoyo de ostomía después del alta hospitalaria.
  • Reforzar de forma positiva sus progresos en el cuidado del estoma.
  • Animarle a mirar y a tocar la nueva zona de su cuerpo.
  • Aconsejarle a compartir con sus allegados sus sentimientos hacia sí mismo y expresar satisfacción por sus logros.
  • Orientarle a identificar las partes de su cuerpo que ofrecen percepciones positivas.
  • Asesorar a su familia para que se sienta apoyado.
  • Ayudarle a identificar los recursos existentes para disminuir el impacto producido por la presencia de la ostomía:
    • Ropa suelta.
    • Filtros: son dispositivos que contienen partículas de un carbón especial ideados para permitir que los gases evacuados por el intestino en las bolsas puedan salir de ellas sin producir olores y sin que se hinchen.
    • Obturador (para colostomías): es un tapón muy flexible que, una vez introducido en el estoma, se expande y evita la salida de heces. Proporciona una continencia real sin bolsa, sin ruidos ni malos olores durante el tiempo que se está usando. El tiempo máximo de utilización dependerá de cada individuo.
    • Enseñarle la irrigación intestinal, en caso de sigmoidostomía, para promover la evacuación intestinal de forma regular (EIR).
  • Enseñarle que puede reanudar su vida normal, evitando únicamente deportes en los que el estoma pueda ser golpeado.

En DAE formación disponemos de una amplia gama de oferta formativa, concretamente en . Entre ellos el  que cuenta con acreditación CFC válida a nivel nacional.

Categorías

Suscríbete a nuestro newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y estarás al día en temas relacionados con el sector: oposiciones, próximos cursos, universidad, legislación, sanidad…

Subir
Mi carrito
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
Tengo una consulta