11 marzo 2021
Autor: DAE Formación
Duración aproximada de lectura: 3 min

El método científico utilizado por las diferentes disciplinas significa un abordaje sistemático para la resolución de problemas o respuesta a diferentes cuestiones. En la disciplina enfermera, la aplicación del método científico es el denominado proceso enfermero (PE) o proceso de atención de enfermería (PAE) que abordamos en el curso de gestión sanitaria para enfermería.

El PE es un marco organizado para la práctica de la enfermería profesional, es la aplicación del método científico en la práctica asistencial que permite a las enfermeras prestar cuidados de una forma racional, lógica y sistemática, abandonando la intuición, la rutina y la comunicación verbal, disponiendo de un marco conceptual desde el que prestar cuidados de calidad. Para poder dar respuesta a las necesidades de salud de las personas se hace necesaria una manera de pensar y actuar ordenada y sistemática y es por ello que lo abordamos en nuestros cursos de enfermería.

En 1955, Lydia E. Hall define la atención de enfermería como un proceso global y concatenado que lleva a unos resultados, pero es en 1967 cuando Yura y Walsh, en su trabajo The Nursing Process, definen el PE. Posteriormente otras enfermeras han continuado profundizando en el PAE, en las fases que lo integran y en su operativización.

Rosalinda Alfaro-Lefevre (2003) lo define como “una forma dinámica y sistematizada de brindar cuidados enfermeros. Promueve unos cuidados humanísticos, centrados en unos objetivos (resultados) y eficaces”.

Desde el punto de vista operativo, el PE se lleva a la práctica en sus cinco pasos: valoración, diagnóstico, planificación, ejecución y evaluación.

Las características esenciales del PE es que es sistemático, dinámico y humanístico y está centrado en objetivos/resultados.

Características del proceso enfermero (PE)

  • Sistemático:
    • Permite la organización del trabajo, abandonando la intuición.
    • Implica partir de un planteamiento organizado para alcanzar un objetivo.
    • Consta de cinco pasos, en los que de forma deliberada se realizan una serie de acciones para extremar la eficiencia y lograr resultados beneficiosos en la persona a largo plazo.
      • Valoración.
      • Diagnóstico.
      • Planificación.
      • Ejecución.
      • Evaluación.
  • Dinámico:
    • Evoluciona según las respuestas de la persona
    • Es continuo, los cinco pasos se interrelacionan entre sí, cada etapa depende de la anterior y condiciona la siguiente. Responde a un cambio continuo
  • Humanístico:
    • Tanto en la planificación como en el momento de prestar los cuidados hay que tener presentes los intereses, valores, preocupaciones, cultura, creencias y deseos específicos del usuario (persona, familia o comunidad), dimensión holística de los cuidados enfermeros
  • Centrado en los objetivos/resultados:
    • Las fases del PE se dirigen hacia unos resultados esperados para el paciente con la provisión de cuidados planificados y documentados

En cada una de las fases se llevan a cabo acciones de forma deliberada y de modo eficiente con el objetivo de obtener resultados beneficiosos para el paciente a largo plazo. Las fases son correlativas y se encuentran a su vez interrelacionadas, es decir, cada una depende de la precedente, pero a la vez es dinámico, ya que se pueden combinar actividades de una fase en otras.

El eje del PE es la persona y todo el plan se dirige a la consecución de los objetivos planteados, a obtener los mejores resultados de la manera más eficiente. Los cuidados se planifican y se ofrecen considerando a la persona en su conjunto, de forma holista teniendo en cuenta sus necesidades físicas, psíquicas, sociales, espirituales, sus intereses, valores y deseos específicos, así como a su familia y comunidad. La enfermería trata de comprender el problema de salud de la persona, así como el impacto sobre su bienestar y cómo afecta a cada una de sus necesidades y a su vida en general.

El conocimiento de cada una de las fases del PE es primordial en la práctica enfermera, ya que asigna al profesional el control del desarrollo del proceso en sí y puede dirigirlo a la consecución de los objetivos propuestos. Se habla de ciertas características que debe tener el profesional enfermero para estar capacitado para la aplicación del PE, como habilidades intelectuales, manuales e interpersonales.

Otros autores señalan que los conocimientos, las habilidades y las actitudes son elementos fundamentales para proporcionar cuidados de calidad. Los conocimientos de los profesionales enfermeros, base para la utilización del PE, son amplios, ya que la enfermería aglutina saberes complementarios de otras ciencias, como la psicología, la medicina, la sociología o la antropología. Las habilidades hacen referencia al cómo hacerlo y las actitudes al deseo y capacidad para hacerlo, incluyendo la atención centrada en el beneficio de la persona, el respeto por sus valores y creencias y una actitud empática.

También se habla de que el PE debe conceptualizarse como un instrumento que permite poner de manifiesto la teoría enfermera situada en el núcleo de las aplicaciones llevadas a la práctica, es decir, un instrumento que se caracteriza por hacer tangible en la realidad los modelos teóricos de enfermería.

En DAE formación disponemos de una amplia gama de oferta formativa, concretamente en . Entre ellos el  que cuenta con acreditación CFC válida a nivel nacional.

0 comentarios

Debes estar logado para enviar un comentario.

Categorías

Suscríbete a nuestro newsletter

Suscríbete a nuestro newsletter y estarás al día en temas relacionados con el sector: oposiciones, próximos cursos, universidad, legislación, sanidad…

Subir
Mi carrito
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
Tengo una consulta